AL  ENCUENTRO  DEL  SEÑOR

En este tiempo de pandemia, un desafío permanente para la Iglesia es estar cerca de los que sufren. Como lo ha dicho el Santo Padre recientemente “Nuestro Dios está cerca y nos pide que estemos cerca unos de otros, no que nos alejemos unos de otros. Y en este momento de crisis por la pandemia que estamos viviendo, esta cercanía nos pide que la mostremos más, que la visibilicemos más”.

Con esta premisa presentamos el presente instructivo que quiere ayudarnos a que, como Iglesia, seamos próximos a quienes sufren la muerte de un ser querido y acompañemos con nuestras oraciones a quien ha fallecido.

Cualquier duda o consulta, hablemos.